POR FIN EMBARAZADA


ecografia 1

Llevaba tiempo sin pasarme por aquí, soy consciente, y no por falta de ganas. Pero mi vida ha dado un giro de 180º y no solo por el embarazo. Tranquilos, todo para bien. Pero la pega es que dichos cambios limitan el tiempo a dedicar a MI MUNDO.

Pues sí, ya casi 33 semanas. Es increíble como pasa el tiempo… Y es que poco a poco voy sintiendo más a la bebita que llevo en mi interior. Es una pasada percibir ese “alien” que llevas dentro. Como día tras día de ser un leve movimiento cual pececillo, ella va campando a sus anchas realizando movimientos que desvirtuan por segundos la redondez de mi tripita.

ecografia 3

No importa lo ocupada que pueda estar. Siempre saco tiempo para tumbarme boca arriba y jugar con ella. Reírme cuando da botes (que serán patadas), perseguirla con mis caricias y llorar de alegría porque al fin este sentimiento que anhelaba y deseaba con tanta intensidad está aquí y es REAL.

Hasta hace pocas semanas, el tema de volverme torpe y de la inestabilidad no lo tenía yo claro, pero últimamente parezco una especie de peonza cuando me levanto del sofá, y elevarme tras ponerme en cuclillas es una lucha titánica contra mis cuadriceps que suele acabar con la ayuda de una repisa donde posicionar mi mano y hacer palanca con ella. Algo tan fácil como subir escaleras se convierte en una arduo ejercicio de malabarismo en el que la respiración tampoco acompaña. Eso sí, yo sigo ahí erre que erre subiéndolas siempre que puedo y evitando el ascensor.

ecografia 2

Cada ecografía es una fiesta a la que ni su padre, ni obviamente, su madre faltamos a la cita. Y es que es un espectáculo digno de observar. Ver como ya dentro de ti ese ser tiene vida, se mueve, se mete el dedito en la boca e incluso diría que intenta mirarte. Sí, vale se me ha ido un poco la pinza… jejeje…

Una pregunta que me hacen mucho es el ¿cómo me siento?, y sabéis qué. No sé si será por lo esperado que ha sido, por haber visto de refilón la cara al NO PODÉIS. Que todos los malestares que pueda estar sintiendo se quedan atrás. ¡Que me ha salido celulitis! y ¡qué!, es parte del cambio. ¡Que se me hinchan las piernas! y ¡qué!, es temporal. ¡Que giro cual albóndiga! y ¡qué!, es una nueva sensación. ¡Qué ayer me quedé sin ombligo! GUAUUUUUU, es genial, eso significa que la becerrilla va engordando y progresa adecuadamente.

En resumidas cuentas, que estoy feliz de poder sentirme EMBARAZADA en mayúsculas. Que no paro de reír y de disfrutar cada minuto de estos, espero, nueve meses. Y que me quiten lo bailao.

Que tengáis buena semana navegantes!!!

Os dejo con una canción que aunque tranquila a mí me da muy buen rollito. Nos vemos por MI MUNDO… No sé a qué ritmo, pero por aquí seguiré seguro, ;-).

Comparte Mi MundoShare on FacebookPin on PinterestTweet about this on TwitterGoogle+

8 pensamientos en “POR FIN EMBARAZADA

  1. Me encanta leer las cosas que nos cuentas, porque sean lo que sean, la forma de contarlas las hacen tan especiales como a ti. Me alegro de verte tan feliz!!! Y me alegro de que lo estés disfrutando tanto…Un beso muy fuerte!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *