SENSIBILIDAD, CALMA y DUDA

sombras

Una de las primeras cosas en las que pensé cuando nos dispusimos a ser papas, era la posibilidad de saber qué se siente en tu interior durante los nueve meses de embarazo. Sentir cómo esa conexión entre madre e hijo comienza a percibirse ya en el propio vientre. Era lo que más deseaba experimentar.

Aún cuando me queda un poquito más de la mitad de esos nueve meses para verle la carita, ya siento que hay TRES denominadores comunes en esta experiencia: SENSIBILIDAD, CALMA y DUDA.

Sigue leyendo